Menú Principal
12 de octubre de 2017

Autoridad Sanitaria aumenta 31% fiscalizaciones especializadas en Seguridad y Salud en el Trabajo

Santiago, 12 de octubre 2017.- La Ministra de Salud, Carmen Castillo, participó en la inauguración del III Congreso Internacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, que reunió a actores relevantes en la discusión sobre cómo avanzar en proteger la vida, la salud, la integridad y el bienestar de los trabajadores.



En la jornada también participaron la Ministra de Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss; el representante de la Oficina de la OIT para el Cono Sur de América Latina, Pablo Casalí; la Subsecretaria de Previsión Social, Jeannette Jara; el Secretario General de la Asociación Internacional de la Seguridad Social, Hans-Horst Konkolewsky; el representante de la Confederación de la Producción y el Comercio, Fernando Alvear y la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa.

La Ministra de Salud resaltó que durante 2016 las Autoridades Sanitarias Regionales realizaron a lo largo del país un total de 22.510 fiscalizaciones especializadas en Seguridad y Salud en el Trabajo, lo que representa un aumento de un 31%, respecto al año 2015. “Producto de ello realizamos 189 paralizaciones de faenas; 136 prohibiciones de funcionamiento y una clausura por riesgo inminente a la salud de los trabajadores y trabajadoras, principalmente a empresas del rubro de la construcción, minería y aquellas que laboran con sustancias químicas peligrosas”.

Según cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo cada año mueren más de 2,3 millones de personas a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo.

En esa línea, la Secretaria de Estado recordó que en agosto del año 2016, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, firmó el decreto que aprueba la “Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo”, cuyo objetivo es proteger a los trabajadores y trabajadoras del país asegurando su salud y la seguridad en el trabajo, buscando mejorar, entre otros aspectos, la fiscalización y la prevención de accidentes y enfermedades profesionales.

Este decreto, precisó la autoridad, “nace al alero de una realidad desafiante, que desde la perspectiva de salud se relaciona con el cambio en el perfil epidemiológico de la población, los factores demográficos, la creciente incorporación de las mujeres al mercado laboral y los procesos de migración de poblaciones, que determinan cambios en el perfil y en la prevalencia de enfermedades y accidentes”.

AVANCES

En Chile, la Fuerza de Trabajo Ocupada se estima actualmente en 8 millones de personas. Sobre ellas recae directamente el nivel de vida de su propio grupo familiar y el desarrollo económico y social del país.

Desde el año 2004 al 2013 existe una sostenida tendencia a la baja de los accidentes del trabajo: desde los 7,1 accidentes del trabajo por cada 100 trabajadores y trabajadoras, a un 4,3. Respecto de la tasa de mortalidad por accidentes del trabajo, también se han experimentado disminuciones, alcanzando un 8.1 por cada 100.000 trabajadores.

Sin embargo, para las autoridades sigue siendo preocupante la alta tasa de mortalidad asociada a la minería, que es de 19,5 por cada 100 mil trabajadores; y al transporte, que registra 17,5 por cada 100 mil. Lo anterior, sumado al persistente subdiagnóstico de enfermedades profesionales que existe en Chile.

DESAFÍOS

La Ministra Castillo planteó que entre los desafíos de Salud en la materia está la realización de un trabajo que involucre a las empresas, con enfoque de prevención y promoción de la salud.

Además, mencionó el compromiso de promover el desarrollo de la especialidad “Medicina del Trabajo”, en las Escuelas de Medicina de las Universidades del país; la creación de  un Fondo Nacional para la Investigación en Seguridad y Salud del Trabajo, con el objeto de generar evidencia local sobre los problemas en esta área, y ser parte activa en la creación de un sistema de certificación de competencias de los  expertos en prevención de riesgos.