Menú Principal
2 de Febrero de 2016

ENCUESTA DE CONSUMO ALIMENTARIO EN CHILE (ENCA)

La alimentación saludable es una de las condiciones básicas para tener una población saludable y preparada para enfrentar o prevenir la mayoría de las enfermedades de alta prevalencia actual, como la obesidad, diabetes, hipertensión o colesterol alto. Para contar con parámetros claros, hasta el momento se han realizados sólo dos encuestas alimentarias: la primera fue hecha en 1959, en conjunto entre el Ministerio de Defensa de Estados Unidos y el de Chile, donde fueron encuestados hombres en servicio militar, lo que entregó resultados parciales y de difícil comparación con la actualidad. La segunda encuesta se realizó a comienzos de la década de los 70, cuyos resultados nunca fueron publicados.

También se dispone de la información de consumo aparente, obtenida a través de las hojas de balance anuales de FAO y de Encuestas de Presupuestos Familiares del INE, que consulta los gastos destinados a la alimentación.

Esta, entonces, es la primera encuesta de consumo real de alimentos que tiene Chile y allí radica su gran importancia: provee de una “imagen” real y actualizada de cómo nos alimentamos los chilenos y chilenas. Esta encuesta fue solicitada por el Ministerio de Salud y realizada por la Facultad de Medicina y de Economía de la Universidad de Chile entre noviembre de 2010 y enero de 2011 en todo el país.

RESULTADOS MÁS RELEVANTES

  • Sólo el 5 por ciento de la población come saludable, el 95 restante requiere modificaciones importantes.
  • Hay hasta 7 momentos de consumo de alimentos en un día: desayuno, almuerzo, once, cena y 3 colaciones (mañana, tarde y noche).
  • Respecto de la adecuación a los requerimiento de nutrientes y energía, se observa que consumimos exceso de energía, grasas saturadas, azúcares y sodio, en todos los grupos etarios y especialmente en los niveles socioeconómicos más bajos.
  • En la comparación con las guías alimentarias recomendadas en Chile, se observa incumplimiento en general para agua, verduras, frutas, lácteos, pescados, sodio y es especialmente bajo el consumo de pescados y lácteos.