Menú Principal
11 de Mayo de 2017

Hospital La Florida atendió en su primer año seiscientos partos en Salas de Atención Integral

La Florida, 11 de mayo de 2017.- Un año de funcionamiento y seiscientos partos atendidos cumplieron las “Salas de Atención Integral de Parto” (SAIP) del Hospital La Florida. La Ministra de Salud, Carmen Castillo, visitó el recinto y destacó la posibilidad que ofrece el Sistema Público de Salud de entregar una atención personalizada, profesional, y que favorece entornos más acogedores para las madres, recién nacidos y sus familias.

“Lo que hoy día estamos viendo es el estándar de calidad que queremos ver en los hospitales que estamos construyendo”, afirmó la Ministra de Salud. Añadió que esta política ha disminuido la tasa de cesáreas en el hospital, alcanzando un promedio de 25%, la menor que registra un establecimiento en el país. Cabe recordar que la tasa de cesáreas en recintos públicos es de 40%, mientras que en los privados llega a un 70%.

Actualmente, el Hospital La Florida cuenta con tres SAIP y pronto implementará la cuarta. Entre las características principales de estas unidades, destacan 40 metros cuadrados de extensión, duchas de hidromasajes, música a elección y aromaterapia. Las salas favorecen la libertad de movimiento de la madre durante el trabajo de parto, generan un ambiente acogedor y respetuoso, entregan alivio del dolor farmacológico y no farmacológico, fomentan el contacto piel con piel y lactancia precoz, y potencian cuidados culturalmente pertinentes.

Acceder a las salas no representa un gasto para las usuarias y están disponibles para todas las mujeres que se atienden en el hospital.

PARTO HUMANIZADO

El “parto humanizado” recupera el sentido ético de la asistencia durante el embarazo. Para devolverle al parto su carácter humano, la infraestructura también es importante y de allí nace la transcendencia de implementar Salas de Atención Integral de Parto (SAIP).

Entre las características comunes de las SAIP destacan:

• Mantener un ambiente físico adecuado (temperado, acogedor, luz tenue, en silencio o con música de relajación), brindando privacidad a la mujer, pareja o acompañante significativo.

• Propiciar la libertad de movimiento y posturas según la comodidad y decisión de la mujer.

• Ofrecer acompañamiento continuo durante todo el proceso de pre-parto, parto y nacimiento, donde el énfasis está en la conexión que se establezca con la madre gestante y su grupo familiar, equilibrando el uso de las tecnologías disponibles y la personalización en la atención.

• Promover el vínculo madre- padre-hijo/a-persona significativa.

• Favorecer el vínculo familiar a través del fomento de la unión del grupo familiar.

• Garantizar condiciones óptimas para la adaptación y atención inmediata del recién nacido/a, a través de la vigilancia de la respiración espontánea, permitir transfusión de sangre placenta-neonatal, profilaxis y control de infecciones.

• Detectar malformaciones congénitas y lesiones consecutivas al parto.

• Incorporar y promover la integración de un/a acompañante significativo de la gestante, durante las etapas de pre-parto, parto y post-parto inmediato, fomentando y facilitando la participación activa e informada, además de favorecer el vínculo y satisfacción familiar de la atención otorgada.