Menú Principal
17 de Marzo de 2017

Ministra de Salud: La vacuna contra la Influenza es gratis y segura

Santiago, 17 de marzo de 2017.- La Ministra de Salud, Carmen Castillo, visitó la Estación Médica de Urgencia del Centro Comunitario “Carol Urzúa” de Santiago para reiterar el llamado a la población beneficiaria a vacunarse contra la Influenza.

La Secretaria de Estado destacó que la Influenza “no es un resfrío común, ya que puede adquirir características que derivan en una neumonía e incluso en la muerte. Por lo tanto, lo que queremos es que ojalá todos los grupos que  están identificados para vacunarse, lo hagan”.

Resaltó que los adultos mayores son la principal preocupación esta temporada, por eso los equipos de salud están concurriendo a distintos lugares a vacunar a quienes no puedan acudir a los centros de Atención Primaria. Están contempladas visitas domiciliarias en el caso de aquellos pacientes postrados o que están en sillas de  ruedas y que les cuesta mucho movilizarse. “El llamado es a que sus familiares o vecinos se acerquen al centro de salud y avisen que tienen a una persona mayor de edad que requiere una vacuna y que nosotros vamos a ir a dejársela al hogar, como corresponde”, afirmó.

Características de la vacuna

La Ministra Castillo detalló que esta vacuna tiene una cepa nueva “que nos asegura combatir este virus, que en este momento está predominando en el hemisferio norte”. Subrayó, además, que se trata de una vacuna “gratis y segura. Por lo tanto, vayan con confianza a los puntos de vacunación de los establecimientos más cercanos de la Atención Primaria de Salud. Si son del sector privado, también tienen disponibilidad. Es gratuita para público y privado”.

Los grupos que deben vacunarse corresponden a embarazadas, a partir de la 13ª semana de gestación; niños y niñas entre 6 meses y 5 años 11 meses 29 días; personas de 65 años y más; trabajadores de avícolas, criaderos de cerdos y de salud; pacientes crónicos entre 6 y 64 años, portadores de diabetes, enfermedades pulmonares crónicas, cardiopatías, enfermedades neuromusculares congénitas, obesidad mórbida, insuficiencia renal en etapa 4 o mayor y en diálisis, insuficiencia hepática crónica, enfermedades autoinmunes, cáncer, infección por VIH, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas e hipertensión arterial en tratamiento farmacológico.