Menú Principal
5 de Octubre de 2016

Posición del Panel de Expertos del Consejo Asesor de Vacunas y Estrategias de Vacunación (CAVEI) sobre inmunización contra el VPH

caveiEl Virus Papiloma Humano (VPH) pertenece a la familia Papillomaviridae que comprende más de 100 tipos, algunos de ellos con claro potencial oncogénico. La principal vía de transmisión es la sexual. El espectro de los efectos de la infección es amplio, desde el desarrollo de verrugas genitales o condilomas a infección persistente y desarrollo de diferentes tipos de neoplasias, como cáncer cérvico-uterino y otros como de vulva, vagina y ano.

El desarrollo de vacunas contra el VPH ha sido uno de los grandes avances de la medicina para prevenir las infecciones, cánceres y muertes asociadas, reducción que ha sido demostrada a través de la vigilancia epidemiológica tras la introducción de éstas.

El primer país que incorporó estas vacunas al Programa de Inmunizaciones fue Australia en el año 2007, es decir 9 años atrás. En Canadá, desde el 2006 la vacuna estuvo disponible para compra privada y el año 2008 la provincia de Alberta inició el programa de vacunación; desde junio 2006 a noviembre 2014, se han vacunado cerca de 200.000 mujeres con un total de 529.000 dosis puestas y posteriormente lo han hecho alrededor de 70 países a nivel mundial.

La evidencia científica sobre la seguridad de las vacunas contra VPH ha confirmado este principio fundamental: “Dar Salud previniendo la enfermedad”. Por otra, parte las Autoridades Regulatorias de Medicamentos de cada país que ha introducido la vacuna en sus programas de inmunizaciones han también confirmado la seguridad. A modo de ejemplo, la Agencia para la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) de Estados Unidos publica en su sitio web los datos sobre la seguridad de la vacuna.

En nuestro país, el Programa Nacional de Inmunizaciones incorporó la vacuna para las niñas de 9 y 10 años de edad mediante dos dosis. El CAVEI recomendó su uso basado en la fuerte evidencia científica que respalda su eficacia y seguridad.

Su seguridad también la respalda en Chile la Agencia Nacional de Medicamentos,
ANAMED, del Instituto de Salud Pública, entidad responsable de asegurar la calidad y seguridad de las vacunas a través de la vigilancia de eventos adversos.
Como comité asesor podemos asegurar a la población y en especial a las familias y padres, que la vacuna contra VPH disponible en el Programa Nacional de Inmunizaciones de Chile es segura y que los efectos adversos asociados, en su mayoría locales y leves, son los habituales y similares a los observados con otras vacunas.

Panel de Expertos del CAVEI
Santiago, 23 de septiembre 2016

DESCARGA DE DOCUMENTO