Menú Principal
19 de Mayo de 2017

Representantes de Pueblos Originarios participaron en diálogo para nueva Política Nacional de Alimentación y Nutrición

 

Aguas de yerbas para reemplazar bebidas de fantasía, huertos familiares, reconocer la elaboración tradicional de alimentos en nuevas normativas y el rescate de semillas, fueron algunos de los aportes que se realizaron en el Diálogo Ciudadano de Política Nacional de Alimentación y Nutrición con pertinencia Cultural, organizado por la Seremi de Salud en Coyhaique.

“Soy partidaria que hay que rescatar sobre todo las semillas, dar el valor que tienen para mantenerlas y protegerlas. El tema de los frutos que en nuestra región es tan importante, el maqui por ejemplo que yo lo requiero mucho para mi salud, y así poder involucrar a las nuevas generación en la alimentación saludable”, son para Mónica Levicoy Levicoy, de la Asociación Indígena Mariman, algunos de los aspectos que hay que rescatar y reconocer en la futura política.

Ana María Navarrete, Seremi de Salud Aysén, destacó que “nuestros pueblos ancestrales tienen mucho que aportarnos y es justamente eso lo que estuvimos conversando en este diálogo. Vamos a tener un fruto muy importante y el reconocimiento a nuestras culturas ancestrales”.

Por su parte, Yenive Cavieres, Representante del Departamento de Salud y Pueblos Indígenas del MINSAL, declaró que antes de incorporar estos diálogos a nuestras políticas sanitarias la mirada era homogénea, por lo que se requería incorporar “esta diferencia  que nos hace diversos en este país”, donde el aporte de las comunidades originarias será visibilizadas en esta política nacional de alimento y nutrición.

Cabe mencionar que el objetivo de incluir esta perspectiva en la Política Nacional de Alimentos y Nutrición, es darle pertinencia cultural, hacerla inclusiva, aportando con la participación de representantes indígenas a su elaboración y con ello a la búsqueda de mejores condiciones de vida, salud y bien estar de estos pueblos, desde su propia concepción, cautelando la protección de sus derechos y el respeto de su integridad cultural.