¿Qué son las ITS?

Las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) son un grupo heterogéneo de enfermedades transmisibles, que afectan a hombres y mujeres, cuyo elemento en común es la transmisión por vía sexual.

Una persona que tiene una ITS, puede adquirir más fácilmente el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), que es el virus que provoca el SIDA. El tratamiento oportuno de estas infecciones evita las complicaciones y secuelas, disminuyendo la probabilidad de adquirir el VIH.

Todas las ITS se pueden prevenir, diagnosticar y tratar.

Las ITS más frecuentes en Chile son:

  • Condiloma Acuminado
  • Sífilis
  • Gonorrea
  • Herpes
  • Infección por Chlamydias
  • Infecciones vaginales

Síntomas

Los signos y síntomas de las ITS más frecuentes, son:

  • Ulceras: heridas, ampollas en los genitales, ano o boca.
  • Descargas de flujo: salida de pus o líquido a través de la uretra en el hombre, del cuello uterino o la vagina en la mujer, o a través del ano en hombres y mujeres.
  • Verrugas: en los genitales, ano o boca.
  • Dolor: en la parte inferior del abdomen, inflamación en las ingles, dolor en las relaciones sexuales (dispareunia).

Cómo se transmiten

Las ITS se transmiten de una persona a otra a través de relaciones sexuales vaginales, anales y orales sin protección. Asimismo, las infecciones que se manifiestan a través de secreciones o flujos (descargas vaginales, uretrales o anales) se transmiten de una persona a otra a través de estos fluidos. Aquellas ITS que tienen manifestaciones en forma de lesiones, verrugas o heridas se transmiten por contacto directo con las lesiones, es decir el germen pasa de una persona a otra a través del roce o contacto con estas lesiones.

El traspaso de una infección de una persona a otra se llama cadena de transmisión. En las ITS, mientras más parejas o contactos sexuales una persona tenga, más personas están incluidas en la cadena de transmisión.

Algunas ITS también pueden transmitirse a través de la sangre o de la madre al niño/niña durante la gestación o el parto.

Cómo se previenen

Las ITS se pueden prevenir.

Para prevenir de manera efectiva se deben considerar tanto los aspectos individuales como sociales asociados a la transmisión. Desde el punto de vista individual se ha establecido la importancia de disponer de información actualizada, de identificar las conductas y situaciones de riesgo y de conocer los recursos disponibles para la prevención. Las conductas que permiten la prevención de la transmisión de las ITS son:

  • Vía Sexual usar correctamente condón en cada relación sexual
  • Vía sanguínea No usar ni compartir jeringas durante el consumo de drogas intravenosas. Respecto de la donación y transfusión de sangre, en Chile la sangre donada es sometida a exámenes para detectar la sífilis.
  • Vía Vertical
  • La prevención de la transmisión vertical de la sífilis se realiza mediante la detección de sífilis en la gestante y el tratamiento oportuno cuando corresponde.
  • La prevención de la transmisión de la gonorrea durante el parto se realiza mediante la aplicación de gotas antibióticas en los ojos a todos los recién nacidos.

Tratamiento

El tratamiento de las ITS es gratuito y confidencial en el sistema público. Dependiendo del agente causal de la enfermedad (virus, bacterias, parásitos, etc.) es el tratamiento indicado en cada caso.

Se diferencian dos grandes tipos de tratamientos:

  • Tratamiento curativo: para aquellas infecciones curables causadas por bacterianas, hongos y parásitos. Consiste en la administración de antibióticos para la persona enferma y todas sus parejas o contactos sexuales y su objetivo es eliminar el agente causal. Este tratamiento no evita nuevas infecciones.
  • Tratamiento sintomático: para aquellas infecciones no curables causadas virus. Su objetivo es reducir el tiempo de la etapa sintomática de la enfermedad, reduciendo las lesiones y el dolor. El tratamiento es variable desde la administración de antivirales, la aplicación de sustancias en la piel afectada, hasta la cirugía, dependiendo del virus que se trate.