Menú Principal
10 de septiembre de 2017

Subsecretaria de Redes Asistenciales participa en emotiva conmemoración del 44º aniversario del golpe militar

Santiago, 10 de septiembre de 2017.- Con un minuto de silencio se dio inicio a la ceremonia con que el Colegio Médico rindió homenaje a la vida y lucha de los médicos mártires, a dos días de conmemorarse los 44 años del golpe de Estado. En el emotivo acto participó la Subsecretaria de Redes Asistenciales, Gisela Alarcón, junto a la directiva del Colegio Médico y familiares de los 21 médicos ejecutados y desaparecidos por la dictadura cívico militar.

El homenaje fue organizado por el Departamento de Derechos Humanos, organismo asesor que se refundó el año 2011 bajo la presidencia del doctor Álvaro Reyes Bazán, y que se ha dedicado a la defensa y promoción de los derechos humanos brindando servicios en diversos ámbitos.

La Subsecretaria Alarcón señaló que “la historia hay que contarla, recordarla y entenderla, para que nunca más vuelva a ocurrir, pero cómo hacemos que eso efectivamente se haga realidad y sea el objetivo que nos permita construir ese país mejor hacia el que todos queremos llegar”. Agregó que no sólo debemos homenajear a nuestros médicos sino a tantos que todavía no sabemos dónde están. “El legado del presidente Allende sigue vigente, fue un médico salubrista, un médico estadista y un médico presidente, y lo que el construyó, con el deseo y la convicción profunda de que la salud sea un derecho para todos sus habitantes en este país, es un mensaje que estamos trayendo de vuelta y está presente como nunca antes”, añadió.

Los asistentes al acto pudieron apreciar el documental “El Tren de la Salud”, pieza audiovisual que rescata el viaje a las regiones más apartadas de Chile de un colectivo de médicos, dentistas, enfermeras, matronas y otros profesionales, en el marco del histórico aporte de los hombres y mujeres de la salud a la construcción de derechos sociales en Chile y el rescate de nuestras memorias colectivas. Posteriormente, se presentó la obra de teatro “Mi Abuelo Horacio”, que desde el mundo cotidiano de las relaciones familiares, los afectos y los vínculos profundos desarrolla un relato personal e íntimo que devela la historia de Chile y se propone la tarea de la recuperación de la memoria histórica.

Uno de los ritos más emotivos se vivió en el memorial donde los participantes de la ceremonia dejaron como testimonio un clavel en señal de que nadie está olvidado. La Subsecretaria Alarcón  agrego que “la mejor forma de hacer de ese homenaje hoy día una realidad es seguir luchando día a día porque la salud en nuestro país sea un derecho, porque dejemos de ser el país desigual que somos, porque construir la salud como un derecho también es abordar todo el resto de los derechos humanos, porque la salud se construye socialmente. Estamos haciendo los esfuerzos para dejar los cimientos de un futuro país, y seguiremos luchando hasta el último día de nuestro Gobierno para hacer del legado del Presidente Allende una realidad para todos nosotros”.